Últimas Noticias

Noticias

Otros Medios

Contexto

Comunicados

miércoles, 17 de abril de 2013

El Huila Votó en rechazo y contra los proyectos hidroeléctricos en el departamento



EL VOTO EN BLANCO REAFIRMA DEFENSA DEL TERRITORIO Y LAS COMUNIDADES AFECTADAS POR LAS TRANSNACIONALES Y LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO.

La "unidad regional" que sólo representa el 16% del total de los electores y que votaron por Carlos Mauricio Iriarte, logró la gobernación a través de la censura, la estigmatización, la calumnia, el terror, la manipulación de las encuestas, compra de votos, pautas publicitarias, vallas, pasacalles , bingos, caravana de contratistas, encuestas manipuladas -" quien encuesta y contrata elige"- con el único propósito de invisibilizar el Programática del Voto en Blanco POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO Y LOS AFECTADOS POR LOS MEGAPROYECTOS COMO EL QUIMBO, iniciativa de Asoquimbo, Acas, Comunidad, y el Movimiento Colombiano por la Defensa de los territorios Rios Vivos que fue radicado en la Registraduria el 28 de febrero previa consulta en los municipios del centro y sur del Departamento que además acogieron la iniciativa de IMPEDIR LA PRIVATIZACION DEL RIO MAGDALENA y EXIGIR LA SOLUCIÓN DE LA CRISIS AGRARIA generada por la aprobación de los Tratados de Libre Comercio.

Lo anterior explica los resultados de la primera encuesta publicada por el Diario del Huila donde el VOTO en Blanco aparece con una diferencia de 10 puntos frente a las preferencias electorales por Iriarte.

Por un lado, el pánico causado en la "unidad regional" fue tan impactante que de inmediato el gerente de la campaña de Iriarte solicitó la censura a la promoción del Voto en Blanco que decretó insólitamente contra la libertad de expresión el CNE.

De otra parte, politiqueros como Hugo Tovar, quien había expresado que votaría por Iriarte, Jaime Ramirez, Orlando Beltrán y finalmente Cielo González se infiltraron como supuestos "promotores" del Voto en blanco, a nombre de que no tenía dueños, estimulados por el poder de convocatoria de las organizaciones sociales, con la intención perversa de ocultar la iniciativa ciudadana y popular del mismo, reducir el impacto del programa y presionar a Iriarte para que de obtener la Gobernación los incluya en la repartija de la torta o garantice los contratos de la exgobernadora González porque todos comparten el Plan de Desarrollo que está vigente y que fue aprobado unánimente por los diputados de la autodenominada "unidad regional"

La presencia de estos politiqueros fue la oportunidad para rediseñar la estrategia de la campaña de Iriarte, y presentarlos a través de los medios como "corruptos" que impulsan el Voto en Blanco y que sólo pretenden mantener por más tiempo el control de la Gobernación a través del encargado Julio César Triana, del sector uribista de Cielo y posteriormente postular sus candidatos en una nueva elección.

Sin lugar a dudas, la estrategia les funcionó en gran medida, porque eran conscientes que personas "sin ilustración" y sin la posibilidad de conocer la versión de las organizaciones sociales, por la censura, quienes estarían inicialmente con el Voto en blanco se sumarían a la abstención, como evidentemente ocurrió, después de que una segunda encuesta publicada por el Diario del Huila, se refirió al Voto Finish.

La estrategia se complementó al condicionar la pauta publicitaria a negar cualquier difusión del voto en blanco y a publicitar otra encuesta contratada por el liberalismo, manipulando sus resultados, con titulares en el periódico La Nación, según los cuales "Iriarte barrería con el Voto en Blanco, lo dicen las encuestas” En este sentido, se acudió a la práctica clientelista electoral donde los ciudadanos no deciden autónomamente sino que "quien contrata y encuesta elige" y con la amenaza de castigar a los municipios que voten en blanco por la “unidad regional” una vez el candidato asuma el cargo.

Sin embargo, el jefe de debate de la campaña de Iriarte, Jorge Perdomo reconoció que el voto en blanco lo sorprendió. Claro, estaban seguros de que con la estrategia perversa de la campaña iban a "barrer con el Voto en Blanco".

Ahora, la estrategia de los medios es difundir que la votación por el Voto en blanco se debió a conservadores inconformes, al impulso que le dio el obispo de Garzón y que la exgobernadora Cielo González, a pesar de ser destituida por la Procuraduría, conserva fuerza en algunos lugares.

Pretenden desconocer que el sorprendente auge del voto en blanco obedece fundamentalmente al trabajo de resistencia de 5 años de Asoquimbo, al impulso del mismo durante el paro cafetero (no fue iniciativa de Beltrán), en síntesis, al acogimiento del Programa por la Defensa del Territorio. Si la iniciativa no hubiese sido de las organizaciones sociales, que además adelantaron una campaña pedagógica ilustrativa sobre aspectos legales, su expresión como disentimiento y protesta con efectos políticos, el voto en blanco no hubiera hecho presencia en la contienda electoral con la fuerza que registró de cerca de 80 mil votos frente a 119.000 de toda la manguala politiquera del Huila y sus 8 parlamentarios.

No se trata de afirmar sin argumentos que la iniciativa y el auge del Voto en Blanco fue producto de la resistencia social. Asoquimbo estuvo en todos los municipios donde el Voto en Blanco fue mayoritario y /o obtuvo una representación significativa. Además, comparó el mapa donde se desarrollan los megaproyectos energéticos y de hidrocarburos y donde se pretenden construir 9 represas, aún más, donde el paro cafetero fue decisivo (en el centro y sur del Huila) con el mapa electoral del Voto en Blanco. La coincidencia es sorprendente: Isnos, Oporapa, Saladoblanco, Tarqui, Timaná (donde se superó con creces a Iriarte) y Pitalito, Garzón, Agrado, Pital, La Plata, Paicol, Hobo, Gigante donde la votación fue cercana a la de Iriarte, son los lugares más afectados por la política minero energética y los TLC. Incluso siendo menor nuestra presencia directa con las comunidades, por la censura, logramos avanzar en Neiva y Palermo.

Recuerden el rechazo rotundo a la construcción de nuevas represas que tanto impactó a Iriarte durante la campaña que lo obligó demagógicamente a hablar de "no más represas en el Huila" cuando en el Programa que inscribió en la Registraduría se compromete con toda la política minero energética del Gobierno de Santos porque él hace parte de la "unidad Nacional"

En síntesis, el Voto en Blanco expresó mayoritariamente, la defensa del territorio contra el control corporativo del mismo por las transnacionales Endesa, Emgesa, Enel, Emerald Energy, Hydrochina, contra los Tratados de Libre Comercio y por la solución de la crisis del campo. Pero además fue expresión de inconformidad contra la manguala politiquera burocrática, clientelista y excluyente que no consulta a los ciudadanos sino que impuso la candidatura de Iriarte contra el espíritu de la Constitución de 1991 de avanzar en la democracia participativa.

El Voto en blanco viene fortaleciendo la resistencia. Afectados por el PH El Quimbo han recuperado los predios Guipas, de la Jagua, Garzón y La Virginia, en Altamira, de donde fueron desplazados por el Estado y Emgesa sin el cumplimiento de lo establecido en la Licencia Ambiental, según la cual, el Ministerio de Agricultura adquiriría 2700 hectáreas que serían adecuadas con distritos de riego y drenaje por parte de Emgesa y serían entregadas precisamente a los afectados que desde el 14 de abril recuperaron sus tierras en defensa del Derecho al Trabajo y a una vida digna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada