Últimas Noticias

Noticias

Otros Medios

Contexto

Comunicados

viernes, 3 de agosto de 2012

DENUNCIA CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL EN EL HUILA

Delimiro Moreno, destacado comunicador social e historiador residente en el Departamento del Huila,  denuncia la criminalización de la  protesta social y el derecho a la libre expresión por parte del Coronel de la Policía del Huila Juan Francisco Peláez y expresa su solidaridad con la Diputada Sandra Milena Hernández y el Investigador de Asoquimbo Miller Dussan.


Impactos: El derecho a la protesta y a la libre expresión

En los últimos días, en Colombia, y también en el Huila,  hemos vivido tenebrosos episodios de intolerancia y de criminalización y desconocimiento del inalienable  derecho a la protesta social y a la libertad de expresión, protagonizados por personas que ocupan cargos del más alto nivel, como el Procurador General de la Nación, tan lento en producir el fallo de segunda instancia a la gobernadora Cielo González Villa, y tan veloz en denunciar a la izquierda como criminal por ser opositora del Establecimiento; y también por dirigentes políticos, como el expresidente Uribe, antes perseguidor de la protesta social y la libertad de expresión y hoy ejerciendo esos derechos en su favor pero en contra de sus contrincantes políticos. Porque la derecha históricamente ha exigido a los demócratas en el mando reconocerle la libertad de expresión porque ella está en la bandera de la izquierda, pero desconocérselos a ésta cuando están en el poder, en ejercicio de sus propios principios antidemocráticos.

En el Huila, el  profesor  Miller Dussán Calderón, líder de la protesta
contra los atropellos de Emgesa a la comunidad, y la diputada Sandra Hernández, quien valientemente denunció las tareas clandestinas de otra empresa extranjera interesada en construir nuevas represas en nuestro territorio, han sido víctimas de la persecución del Comandante de la Policía Nacional en el departamento, por su liderazgo en la protesta social, el primero, y su ejercicio del derecho a la libertad de expresión, la segunda. Así, el señor Comandante, extralimitándose en sus funciones, ha denunciado a Miller Dussán ante los jueces acusándolo de cometer delitos por dirigir la protesta social de los damnificados de Emgesa; y se ha atrevido a llamar por teléfono a la diputada Hernández, sin  respetar su investidura, para amenazarla si sigue expresando sus opiniones de oposición a la tarea clandestina de la empresa extranjera Hydrochina.

El comandante aludido, ¿formará parte de una Policía Nacional encargada de defender los  derechos de colombianos, o de una guardia armada privada especial dedicada a proteger a las empresas extranjeras en su empeño de explotar nuestros recursos naturales? Esto deberán responderlo el ministro de la Defensa y el Director  General de la Policía ante quienes valientemente la diputada Hernández denunció las amenazas proferidas contra ella por el alto oficial, en actitud que calificó de “agresiva,  discriminatoria y violatoria  de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario”.

A riesgo de continuar siendo víctima de las “chuzadas” de nuestro teléfono, expresamos nuestra indeclinable solidaridad con el profesor Miller Dussán Calderón y la diputada Sandra Milena Hernández, solidaridad que  exigimos sea expresada también por la Asamblea de la cual ella hace parte y el partido en el que milita, así como por toda la ciudadanía.

Ni más faltaba que en el Huila tuviéramos que estar bajo la férula de un oficial policivo que criminaliza la protesta social y no respeta los derechos de los ciudadanos (¡ni aún siendo diputados!) ni la libre  expresión de sus ideas.


Publicado oficialmente:
Jueves, 02 de Agosto de 2012 11:01
Por Delimiro Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada