Últimas Noticias

Noticias

Otros Medios

Contexto

Comunicados

miércoles, 25 de julio de 2012

Esta esquina: El juego sucio del Pájaro


El ex gobernador Luis Jorge Sánchez García, no tuvo ninguna consideración con su departamento y lo comprometió sin necesidad, a destinar una millonaria suma que dizque para cooperar con EMGESA que como compensación para la comunidad afectada con la construcción de la Hidroeléctrica el Quimbo, debe financiar varias obras.


 En consecuencia, los huilenses no solamente tendremos que presenciar humillados, cómo EMGESA asesina el río, destruye los bosques, las vías y arruina la zona productiva para construir la represa, sino que quedamos obligados a pagar gran parte de esos daños con el presupuesto del departamento, porque al ex gobernador Luis Jorge Sánchez, sin consultar a nadie y prácticamente en secreto, así lo decidió.

El documento de cooperación fue discutido el 16 de mayo del 2009 entre EMGESA, el gobernador Luis Jorge Pájaro Sánchez y los ministros de Agricultura y Minas, lo mismo que los cinco alcaldes de la zona de impacto. Sin embargo, a última hora los  ministros se “hicieron los locos” y no estamparon su firma, quedando engrampado únicamente el Huila.

En este orden de ideas, el departamento deberá desembolsar por un lado, más de 5 mil millones de pesos para contratar estudios y diseños del distrito de riego Hobo-Campoalegre-Rivera, así como la estructura de captación, antes de que entre en operación la represa. El Huila también deberá realizar aportes por 600 millones de pesos para cofinanciar un programa de 200 viviendas para las familias afectadas por el proyecto que no posean ese servicio, e incluir el centro poblado de la Cañada en el Plan Departamental de Aguas.

Pero ahí no termina la injusticia. Al departamento con su presupuesto, dice el documento de cooperación, le corresponde solucionar todos los problemas de titulación de los predios que se encuentren dentro del área declarada de utilidad pública para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, incluyendo la gestión para la elaboración y presentación de un  proyecto de normatividad al respecto para que sea estudiado por el Gobierno Nacional.

Este documento se suscribió a espaldas de los huilenses y sobre todo, de la comunidad afectada, y de quienes por los enormes perjuicios ambientales y sociales, no comparten esta obra impuesta por el Gobierno Nacional. El ex gobernador  firmó y lo escondió para que nadie se enterara del juego sucio a que sometió a su tierra, sin necesidad porque todas estas obras aparecen como una obligación de EMGESA en la licencia ambiental. Por eso resulta muy raro que se haya comprometido el presupuesto del departamento para financiar obligaciones que no nos corresponden, teniendo tantos problemas sociales en la región por resolver.

Es preciso aclarar que entre las motivaciones del documento, hay un punto con el que EMGESA y el Gobierno Nacional le meten la puñalada final al Huila, asegurando que sin perjuicio de los trámites en curso, se tiene claridad que todos los derechos asociados con el futuro desarrollo del proyecto Hidroeléctrico El Quimbo, son y corresponden a EMGESA. Al Huila le queda únicamente la miseria causada por la apocalíptica represa (el complemento de la frase es mío)

 Se ratifica por lo tanto, que  los huilenses no tenemos el más mínimo derecho, o acceso a la utilidad de este proyecto, y que EMGESA de por vida será la única beneficiaria. Entonces, ¿por qué tenemos que comprometer nuestro presupuesto para pagar los daños que se generan con la obra?  Esa respuesta tendrá que dársela al departamento el ex gobernador Luis Jorge Sánchez García, y ojalá pronto.


Lunes, 16 de Julio de 2012 13:20
Por Marco Fidel Yukumá
publicado en: http://www.diariodelhuila.com/site/index.php/menu-opinion/23423-esta-esquina-el-juego-sucio-del-pajaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada